Capital Humano

Fin a la paz laboral, nuestra mayor preocupación: CTM

Dic 06, 2018 Angel Ruiz

Con modificaciones internas para fortalecer a la Confederación de Trabajadores de Mexico (CTM), pero con objetivos claros sobre la defensa de los derechos de los trabajadores, la participación tripartita y la suma de esfuerzos con otras organizaciones sindicales, Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la central obrera más importante de México, se enfrenta a una nueva administración de gobierno.

Tras señalar que su mayor preocupación es que se termine con la paz laboral por las nuevas propuestas en la politica laboral, Aceves del Olmo asegura que “la CTM está fuerte” y con la clara intención de formar nuevos cuadros, pues cuenta con ocho secretarios sustitutos que se darán a la tarea de mantener presencia en todo el país.

En entrevista con El Economista, afirmó que “ninguno de los que estamos somos eternos, menos yo. Necesitamos que otras generaciones de cetemistas vayan teniendo la experiencia para que al momento de hacer modificaciones tengamos a la gente adecuada, están entrando muchos jóvenes”.

Y agregó que los adversarios que ven a la CTM como una central obrera que se extinguirá “están equivocados. Tenemos mucha fuerza y lo hemos constatado con la votación que se realiza entre hoy y mañana para nombrar a los representantes en las juntas de conciliación en todo el país y con las que hemos arrasado en votación”.

De acuerdo con el dirigente, se realizó un nuevo patrón que permite saber que la CTM cuenta con el apoyo de más de 2 millones de trabajadores en todo el país y por quienes “defenderemos los derechos laborales”.

Sin temor porque se instaure un nuevo modelo laboral, ni porque haya una revisión exhaustiva de los contratos colectivos de trabajo, el dirigente asegura que “nos quieren asustar diciendo que ahí viene el lobo”, pero lo cierto es que “cada dirigencia tiene sus formas de elección y se respetan. El voto libre y secreto que tanto dicen, eso afortunadamente no tiene un valor material, es una cuestión de sentido común”.

Añadió que “para dar pasos de ese tamaño se necesita tener una condición distinta del país y esa condición distinta es que los trabajadores estén mejor, que los campesinos estén mejor también y que la clase media y baja ya no estén en la economía informal, sino que haya la posibilidad de que los gobiernos construyan políticas a donde esa gente se pueda poner en la formalidad, por que la informalidad no le da Seguro Social ni Infonavit, no tienen prestaciones”.

Desacuerdo con el Capítulo Laboral del  T-MEC

Aceves del Olmo añadió que los cambios a la legislación obedecen, entre otras razones, al capítulo laboral que se incluyó en el T-MEC, en el que están totalmente en desacuerdo.

“Una cosa terrible que pasó y que estamos totalmente en contra es que en la revisión del Tratado de Libre Comercio hayan influido los sindicados canadienses y norteamericanos y metieron una lista de cosas que no pedimos, ni estaban en el TLCAN, pero como Trump dijo que se firmara así, lo aceptaron. No podemos permitir que se metan en la vida interna, porque eso es anticonstitucional, nosotros no nos metemos en los temas de salarios de EU ni Canadá, a ver cómo lo arreglamos”, expuso.

 

 

Fuente: El Economista.