Finanzas personales

Las 4 etapas de una deuda (y 3 formas de disolverla)

Abr 23, 2019 Kristel Lopez

Al adquirir un préstamo, crédito o algún otro servicio de “postpago” (como telefonía celular o televisión por cable), empiezas a generar un historial en el Buró de Crédito o en el Círculo de Crédito, entidades encargadas de llevar un registro de tu comportamiento como cliente crediticio.

“Las deudas son un lastre financiero y emocional. Lo mejor es evitarlas o pagarlas a tiempo”, explica Sebastián Medrano, director de Coru.com.

Es común endeudarse por emergencias, e incluso porque a veces no hay dinero suficiente para pagar algo al momento, así que es bueno saber cuál es el ciclo de vida de una deuda.

Día 1: Adquieres una deuda y puedes generar buena reputación si te mantienes al día en los pagos.

Día 1 a día 89: algo sucede y no puedes pagar en 3 meses. Tu deuda está en ‘amarillo’, estás atrasado pero aún puedes pagar y mantener una buena reputación.

Día 90 a 119: Tu deuda está en ‘rojo’ porque el banco considera que, después de tres meses, ya no puede recuperar ese dinero.

Día 120 en adelante: ya cumpliste 4 meses de atraso y la entidad financiera vende su cartera vencida a un despacho de cobranza.

Ahora, ¿cómo solventar la deuda una vez que te atrasaste?

1. Pagarla mediante una “quita”. Se trata de un acuerdo por una cantidad menor a tu deuda original que la institución financiera permite pagar para cerrar la cuenta. Sin embargo, esto aparece en tu historial crediticio y te afectará para conseguir nuevos créditos.

2. Consolidarla o transferir tus deudas de otras tarjetas a una tarjeta de crédito con tasa de interés más baja.

3. Organiza tus deudas: paga primero las que cobran tasas de interés más elevadas y deja al final las de tasa de interés fija, procurando abonar capital mínimo a todas.

 

Fuente: Mundo Ejecutivo.