Economía y Finanzas

Peso se deprecia; relación China-EU lleva al dólar a las 20.50 unidades

Nov 13, 2018 Angel Ruiz

En las primeras horas de la jornada de hoy, 13 de noviembre, el peso continúa con pérdidas en su paridad con el dólar. El tipo de cambio se ubica en 20.5782, lo que significa un alza de 1.05% en favor de la divisa estadounidense, o 0.2139.

La apertura de jornada se vio influenciada por una perspectiva favorable para Estados Unidos en cuanto a su relación con China y la posibilidad de reabrir las negociaciones en materia comercial.

Durante la sesión asiática, el diario The Wall Street Journal informó que el secretario del Tesoro Estadounidense, Steven Mnuchin, ha mantenido conversaciones con el viceprimer ministro chino, Liu He. Horas más tarde, el South China Morning Post confirmó la noticia y aseguró que Liu visitará Estados Unidos próximamente.

Las pláticas entre ambos funcionarios presuntamente buscarían generar un primer acercamiento en materia comercial, previo al encuentro que mantendrán los presidentes de estadounidense y chino, Donald Trump y Xi Jinping, a finales de mes, en el marco de la cumbre del G-20.

Fortaleza internacional

La solidez internacional del dólar es otro factor que mantiene su paso alcista sobre el peso. El índice dólar, que mide su desempeño en el mercado internacional con respecto a una canasta de seis divisas, se mantiene cerca de su nivel más alto en 17 meses. Con 97.30 unidades, sigue por encima de su media de móvil de 200 días de 96.44 unidades.

La divisa también saca ventaja de la incertidumbre en el euro, que se mantiene debido a dos temas que despiertan dudas en los inversores. Hoy concluye el plazo que la Unión Europea dio a Italia para presentar una propuesta presupuestal viable. Además, la primera ministra británica, Theresa May, continúa con dificultades para presentar un documento sólido que respalde la salida de Reino Unido de la comunidad europea y que sea aprobado tanto por las otras naciones como por los miembros del Parlamento.

Estos factores se suman a la presentación de cifras económicas negativas en Europa, sobre todo en materia de desempleo y salarios en Reino Unido y Francia.

 

 

Fuente: El Economista.