GINgroup en los medios

Defienden idioma español

Sep 26, 2018 Angel Ruiz

Ante su importancia como uno de los idiomas con mayor número de hablantes en el mundo, el español enfrenta el reto de consolidarse como vía de comunicación económica ante cambios políticos y la disrupción digital, consideraron especialistas.

Durante el primer foro Futuro en Español en México, organizado por el grupo de comunicación Vocento y EL UNIVERSAL, se resaltó que los hispanohablantes deben dar la batalla en Estados Unidos, país que en su historia ha demostrado que puede dejar de lado el uso de idiomas diferentes al inglés.

“Es elemental. Hay que preocuparnos del español en Estados Unidos. No está dando la batalla. La historia de Estados Unidos es que es un gran cementerio de lenguas. Todas han desaparecido en segundas, terceras, cuartas generaciones”, dijo el catedrático de economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, José Luis García Delgado.

El académico presentó el estudio El valor económico del español, ante una audiencia encabezada por el director general de negocio de Vocento, Iñaki Arechabaleta, y por el director general de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret.

García Delgado resaltó que en México y Estados Unidos se encuentra la mayor comunidad hispanohablante del mundo, 30% de 570 millones personas que hablan español en términos globales.

Tras 10 años de investigación, el catedrático resaltó que se debe considerar a la lengua española como un bien económico, ante la fortaleza que ha tomado en las últimas décadas, como en Europa, donde ha desplazado al francés, al italiano, al ruso y al alemán.

“El español facilita el trato que siempre antecede al contrato. Crea redes de confianza”, destacó.

Para el catedrático, el principal reto del español en países como Estados Unidos es el mal empleo del idioma que están haciendo las nuevas generaciones.

“Muchos hispanos han aprendido mal el español ahí y lo hablan peor. Cuidado, el español en Estados Unidos no tiene la batalla ganada y menos ahora, donde hay una retórica xenófoba y chauvinista tremenda”, comentó.

Para el especialista, México debe ser la cabeza de lanza que defienda el uso del español como un idioma que compita con el inglés en temas económicos y políticos.

“¿A dónde vamos si no vamos con México del brazo? Exigir que el español sea lengua de ejercicio en foros multilaterales, en organismos internacionales. Si no vamos del brazo de la gran potencia hablante que es México. Eso España lo debe de tener claro”, resaltó.

En la inauguración Iñaki Arechabaleta, destacó la necesidad de tener más presencia del periodismo en tiempos de noticias falsas y manipulación de la información.

 

Voltear al sur

En su participación, el próximo subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda, Gerardo Esquivel, dijo que desde la perspectiva económica la lengua tiene un gran valor y potencial hacia el futuro.

Destacó que en años recientes se le dedicó mucho más tiempo a fortalecer la relación comercial entre México y Estados Unidos al pensar que esa estrategia sería la solución a varios problemas económicos y sociales del país.

“En ese proceso comenzamos a desatender un poco nuestra relación con otros países, pero no es del todo equivocado haberlo hecho así en su momento, por la importancia económica de Estados Unidos, donde también nos une un vínculo de lengua con la cantidad de migrantes que hay en su territorio”, dijo.

Enfatizó que ante el momento político y económico que vive México con Estados Unidos, aunado al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México debe diversificar su estrategia comercial hacia países latinoamericanos y reforzar su relación con España.

 

Retos y oportunidades

Para representantes de importantes sectores de la actividad comercial española, México abre ventanas de negocio a otros países.

“En México se da un fenómeno curioso. Estamos hablando que el mercado del vino es relativamente pequeño si lo comparamos con el español, donde la proporción sería de uno a 11, lo cual nos da una idea de grandes oportunidades de desarrollo compitiendo con otras bebidas alternativas”, explicó el director del consejo regulador de la denominación de origen calificada Rioja, José Luis Lapuente.

El embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez resaltó al idioma español como un elemento fundamental en el patrimonio compartido entre México y el país ibérico y una vía de comunicación económica entre las naciones hispanoparlantes.

“Es una vía de comunicación de ideas, de historia, de arte, de cultura. Una vía de comunicación de ideas políticas y es también una vía de comunicación de trabajo de colaboración económica”, dijo al clausurar el foro.

 

 

Fuente: El Universal.