GINgroup en los medios

Especialización inteligente, llave para impulsar la innovación – 6º Congreso GINxti

Ago 31, 2018 Angel Ruiz

La discusión sobre los cambios tecnológicos no puede apartarse del dinamismo que deben tener las organizaciones ni dejar de lado la innovación, por los que es necesario retomar grandes aportaciones que se han utilizado en otras naciones, como la especialización inteligente.

De esa manera inició su ponencia Jürgen Haberleithner, representante del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para hablar de “Especialización inteligente como concepto clave de cohesión política”, la cual surgió como un instrumento en la Unión Europea para fomentar la innovación.

En el marco de la sexta edición del Congreso Nacional GINxti, organizado por GINgroup; Haberleithner explicó que la ciencia ha estado más cerca de la toma de decisiones, pues los políticos se han dejado asesorar por los científicos, “pues se trata de decisiones cada vez más globales”.

“La especialización inteligente es un concepto de política que surge de la crisis en Europa, donde sus políticas de cohesión no habían sido suficientes para equilibrar el desarrollo. El tema de la cohesión no sólo es un acuerdo político multilateral para apoyar las regiones menos favorecidas, sino también se puede lograr igualdad social y económica y eso la hace importante para un país”, expuso.

Esta plataforma de especialización inteligente fue creada en el 2011 por la Unión Europea. La especialización inteligente está basada en la región menos favorecida con otras con fuerte dimensión global. A nivel internacional no sólo es una forma de apoyo hacia las regiones menos favorecidas, “es una decisión que ha ido de la ciencia, en donde se señala que el desarrollo sólo es posible si todos los participantes parten de un conjunto y hay un mínimo nivel para colaborar”.

De acuerdo con Jürgen Haberleithner, la cooperación entre países puede servir para promover el talento y así lograr crecimiento en diversos ámbitos, muy de la mano de la tecnología y la ciencia.

Así, explicó, ésta es una agenda nacional o regional para la transformación económica, requiere un diseño estratégico a través del descubrimiento emprendedor y seguir los pasos para la elaboración de la estrategia y concretamente como un manual del futuro tienen que hacer su propio papel.

Hay una guía para crear una especialización inteligente, la cual parte del análisis de los potenciales de la región. El segundo paso es cambiar la gobernanza; es decir, donde el propio gobierno aprenda a ser socio de muchos, esto está teniendo impacto en las regiones.

El tercer paso es crear una visión en común, y una idea hacia dónde va el barco, y priorizar los temas importantes, que llevan al siguiente paso: definir las prioridades “sobre todo porque se manejan diferentes intereses; la iniciativa privada puede tener un interés diferente al de la universidad, o el gobierno, pero para que no se genere un desequilibro de intereses es importante definir el plan de acción”.

Concluyó que a través de este proceso, se da acceso a diferentes organismos, que en ocasiones no tienen acceso a la innovación a pesar de ser los más talentosos.

 

Fuente: El Economista.