Internacional

En escuela China, los estudiantes sobresalientes reciben 1 kg de carne de cerdo como premio

Jul 12, 2018 Angel Ruiz

Una práctica innovadora de recompensar a los estudiantes en una escuela primaria china con bolsas de carne de cerdo ha recibido elogios de los internautas.

Anteriormente, los estudiantes sobresalientes de la Escuela Primaria Zhiliao, en el condado Sanjiang de la región autónoma Zhuang de Guangxi, recibían certificados de recompensa, cuadernos o incluso dinero en efectivo al final del semestre.

Sin embargo, los estudiantes estaban muy entusiasmados con el premio de la carne que recibieron por primera vez este año.

Cincuenta y tres estudiantes de primero a quinto grado que obtuvieron más de 80 puntos en sus exámenes finales de chino y matemática fueron recompensados no solo con certificados en papel sino también con 1 kg de carne de cerdo.

La práctica, diseñada para motivar a los estudiantes y ayudar a los tutores a enfocarse en el rendimiento académico de los niños, fue muy bien recibida por las familias de bajos ingresos, según Yang Zaizhang, director de la escuela.

En casa con sus tutores, los niños fueron elogiados por la deliciosa carne de cerdo obtenida a través de su arduo trabajo en la escuela. De los 178 estudiantes en la escuela, el 90% no vive con sus padres, que trabajan en ciudades más grandes.

“Podemos decir por la respuesta de las familias que la carne de cerdo es una recompensa más efectiva para lograr el efecto que queremos ver”, dijo Yang.

En el pasado, algunos estudiantes gastaron sus premios en efectivo sin decírselo a sus tutores.

Wu Shigang estaba encantado de ver la carne traída a casa por su nieto, Wu Lyudong, cuyo padre murió y cuya madre abandonó a la familia.

El niño compartió el cerdo frito con sus abuelos.

“Mi nieto nunca olvidará esto. Esta nueva idea es bastante buena”, dijo Wu Shigang.

La idea comenzó cuando una mujer de apellido Yang, que nació en la aldea de Zhiliao y trabaja en Beijing, recaudó 2,927 yuanes (443 dólares) para financiar la recompensa de los estudiantes. Casi la mitad del fondo se utilizó para comprar carne de cerdo de los porcicultores locales pobres.

 

Fuente: Pueblo en Linea