Política

México se desploma en percepción de corrupción durante sexenio de Peña

Ene 29, 2019 Angel Ruiz

México cayó 33 peldaños en el Índice de Percepción de Corrupción elaborado por Transparencia Internacional durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

En 2012, cuando inició su mandato, el país se encontraba en la posición 105 del ranking. Para 2018, al finalizar su administración, llegó al puesto 138 de los 180 países evaluados.

Los sitios ocupados por México durante los años siguientes fueron: 106 (2013), 103 (2014), 95 (2015), 123 (2016) y 135 (2017).

Respecto al puntaje obtenido durante la administración del exmandatario, Transparencia Internacional arrojó los siguientes datos. La escala es del 0 al 100; a menor número, mayor percepción de corrupción.

*2012: 34 puntos

*2013: 34 puntos

*2014: 35 puntos

*2015: 35 puntos

*2016: 30 puntos

*2017: 29 puntos

*2018: 28 puntos

México se colocó en el último lugar entre los miembros de la OCDE en el Índice de Percepción de la Corrupción 2018, quedando por debajo de países como Grecia o Hungría.

“Los 28 puntos que México obtuvo en la escala de 0 a 100 del IPC 2018 de Transparencia Internacional lo colocan en el último lugar entre los países de la OCDE”, señaló el Índice de Percepción de la Corrupción.

El país cayó tres lugares más en el ranking general al pasar del puesto 135 al 138 de las 180 naciones evaluadas.

En América Latina, México también registró resultados “poco halagüeños” al ubicarse al final de la tabla de la región, apenas por encima de Guatemala y Nicaragua, países que enfrentan severas crisis de gobernabilidad democrática. .

Chile aventaja a México por 111 lugares; y Argentina, otro estado federado, por 53.

“México, la decimoquinta economía del mundo, sigue su tendencia a la baja, ubicándose entre países con problemas graves de gobernabilidad y menores niveles de ingreso y desarrollo humano”, expuso el índice.

El análisis elaborado por Transparencia Mexicana sobre la política anticorrupción en México expone que la mayoría de las medidas adoptadas por este país son de carácter preventivo, y muchas de ellas han resultado ineficaces.

“Un número limitado de las acciones anticorrupción en México conducen a la sanción, la recuperación de activos robados o la reparación del daño a las víctimas”, dice el estudio.

El análisis señala que en ningún caso México ha logrado desmantelar las redes de corrupción detectadas, ni las redes que les han brindado protección política.

“Las medidas preventivas tomadas hasta ahora pierden efectividad cuando quienes participan en las redes de corrupción saben bien que no serán sentenciados y que podrán mantener los recursos desviados del erario público”, señaló Eduardo Bohórquez, director de la oficina en México de Transparencia Internacional.

También muestra que la nación carece de una política anticorrupción integral para todos los niveles y poderes de Gobierno.

El análisis señala que si el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere reducir significativamente los niveles de corrupción, la política anticorrupción en México tiene que cambiar.

“México podrá afirmar que está avanzando en el control efectivo de la corrupción cuando inicie el desmantelamiento de las redes de corrupción que han capturado instituciones públicas y cuando regresen a la nación los recursos desviados, mediante una política de recuperación de activos”, dice el análisis.

-Consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción.

-Corregir las acciones preventivas que no logren resultados medibles y orientar la política anticorrupción hacia la sanción y la recuperación de activos.

-Desmantelar las redes de corrupción que operan a nivel nacional y que gozan de protección política.

-Esfuerzo continuo y sistemático en la política anticorrupción.

Fuente: El Financiero.