Economía y Finanzas

Cifra récord de remesas no es un logro económico de la 4T, subraya el IDIC

Sep 04, 2019 Angel Ruiz

Más que una buena noticia, el ingreso al país de 3,270 millones de dólares por concepto de remesas, advierten la dependencia económica del país del dinero que envían los migrantes a sus familiares que residen en México, pero también del mal desempeño de la economía interior. 

La economía familiar de estados como Hidalgo, Guanajuato, Jalisco y el Estado de México depende en gran medida de los envíos, advierte José Luis de la Cruz Gallegos, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC). 

“Se debe reconocer la necesidad de que eso debe cambiar, se debe generar empleo en México en las regiones que no hay ahora mismo y son la fuente de la migración mexicana y debe de ser de mejor calidad, porque los incentivos para salir del país es que aquí se encuentran empleos, pero de bajo salarios”, apuntó el especialista. 

Datos del Banco de México (Banxico) apuntan que en julio de este año ingresaron al país 3,270 mdd por concepto de remesas, un monto histórico para dicho mes y el segundo más alto desde 1995, cuando inició la medición de este indicador, con un incremento de 14.4% respecto a igual mes del año pasado.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, afirmó en su Primer Informe de Gobierno que los migrantes que envían parte de sus ingresos al país son los verdaderos “héroes” mexicanos. 

“Debe reconocerse que un factor principal, verdaderamente importante para el fortalecimiento de la economía, promovida desde abajo, con la gente y para la gente, ha sido la aportación de nuestros héroes vivientes, los migrantes mexicanos, quienes en los primeros seis meses de este año enviaron remesas a sus familiares por 16,845 millones de dólares, el monto más alto que se ha registrado en toda la historia del país. Las remesas son la principal fuente de ingresos de México”, consideró el mandatario. 

Desde la perspectiva del IDIC existen tres motivos por los que la cantidad de remesas que ingresan al país ha aumentado en los últimos meses: la economía de Estados Unidos opera a pleno empleo, lo que permite que los migrantes pueden integrarse a diversos trabajos; el monto individual que envían los migrantes aumentó ante el miedo a las políticas inmigrantes de Donald Trump; y que los migrantes son más solidarios con sus familiares ante la desaceleración económica que hay en México. 

El banco central apuntó que, de enero a julio de este año, se efectuaron 63.37 millones de operaciones, con un avance de 6.1% anual, por un monto promedio de 324 dólares, cifra superior en 1.26% respecto a igual periodo de 2018.

Además de generar empleos de mayor valor agregado, los salarios en el país tienen que aumentar al menos hasta 300 pesos diarios, es decir, el monto actual del salario mínimo que asciende a asciende a 102.68 pesos es apenas una tercera parte de lo necesario para retener la fuerza de trabajo que decide migrar. 

Cabe destacar que en diciembre de 2018 el aumento del salario mínimo fue del orden de 16%, logró que el propio López Obrador atribuye a su gobierno.  

 

 

Fuente: Forbes.