Empresas

Facebook México pone cerco a campañas sucias en comicios

Ago 05, 2020 Angel Ruiz

A partir de este 5 de agosto, Facebook México implementará una serie de medidas para transparentar la contratación de propaganda y endurecer los controles a fin de evitar las campañas sucias en las elecciones, que incluye retirarlas.

La red social, que en el país tiene 83 millones de usuarios, abundó que como parte de este plan precisará el origen de toda publicidad pagada con fines políticos y etiquetará a quienes compren espacios. Todo ello con el objetivo de evitar ataques como los que se dieron en 2018, cuando fue señalada de prestarse para una guerra sucia contra el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador. Aunque también hubo arremetidas contra sus contendientes Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

“Creemos que una mayor transparencia conlleva una mayor responsabilidad. Y esto es particularmente importante para los anuncios políticos y electorales, que son un canal de diálogo entre la sociedad y sus representantes”, afirmó Marcos Tourinho, líder del equipo de Elecciones para América Latina en Facebook.

Como parte de una serie de cambios inéditos, la red social fundada por Mark Zuckerberg lanzará en México herramientas de transparencia para publicidad política con miras a evitar noticias falsas.

Mediante el empleo de un “equipo de verificadores internacionales”, la empresa evitará que se publique —pagada o no— información incorrecta que pueda influir en decisiones electorales.

También transparentará el origen de toda publicidad pagada con fines políticos, medida que incluye a sus redes hermanas, Instagram y WhatsApp, las cuales tienen otros 100 millones de usuarios.

A partir de la entrada en vigor de los cambios se deberá mostrar el nombre del responsable y el costo de cada anuncio de corte político, identificando plenamente a quién lo pagó, así como el público o sector al que va dirigido.

No solo eso: el responsable de la compra deberá identificarse e incluso acreditar que vive en México para poder acceder a las herramientas de publicaciones pagadas.

LA AUTORIZACIÓN

Desde hoy, si un partido político o un tercero quiere publicar avisos de candidatos, partidos, figuras políticas o acerca de temas electorales en Facebook e Instagram deberán pasar por un proceso de autorización, en el cual tendrán que confirmar su identidad con un documento oficial (INE o pasaporte) e indicar públicamente quién es el responsable del pago.

“El lanzamiento en México de las herramientas de transparencia para publicidad política es un paso más de Facebook e Instagram para proteger la integridad de las plataformas, que va más allá de un periodo electoral”, agregó Tourinho en entrevista.

Todos los anuncios políticos o electorales publicados serán almacenados durante siete años en un archivo público y allí cualquier persona podrá obtener detalles sobre un determinado aviso, como el nivel de gasto y los datos demográficos de quienes lo vieron, incluyendo edad, sexo y lugar.

Además, Facebook pondrá a disposición de investigadores, académicos, periodistas y el público en general una API (interfaz) para acceder a la biblioteca de anuncios y estudiar la publicidad política.

La empresa utilizará también una serie de señales geolicalizadas para determinar si los anuncios fueron originados por un usuario autorizado y ubicado dentro del país. De no cumplir con esos requisitos, las publicaciones podrán ser bajadas de la red social.

Si se determina que alguno de los anuncios viola las leyes electorales o publicitarias locales y se notifica a la red social de esta infracción, Facebook lo retirará.

Con la puesta en práctica de estas herramientas, la compañía asegura que “los reguladores estarán mejor equipados para evaluar opciones que los ayuden a proteger los procesos electorales a través de los marcos regulatorios”.

Cada anuncio político que sea pagado deberá incluir una leyenda que diga “Pagado por”, donde se podrán seleccionar a sí mismos, a una página administrada por ellos o a la organización o partido a la que estén vinculados. En caso de que opten por usar el nombre de su organización o de una página, Facebook puede solicitar datos adicionales como número de teléfono, correo electrónico y página web.

CONTRA LAS FAKE NEWS

Como en otro tipo de publicaciones, un equipo de verificadores internacionales estará pendiente para evitar que se publique información falsa o incorrecta que pueda influir en decisiones electorales.

El monto de pago por publicidad política o electoral no tiene un límite dentro de Facebook o Instagram, pues deberán ser entidades como el INE las que determinen si un partido político o candidato excede el monto legal en cualquier medio.

Este lanzamiento forma parte de una expansión de la herramienta de transparencia a 33 países, con el objetivo de proteger la integridad de la publicidad política en las plataformas pertenecientes a Facebook. La solución fue puesta en práctica en junio de 2018 en Estados Unidos y actualmente está disponible en más de 190 países y territorios.

Y ADEMÁS

EL CONVENIO CON EL INE EN 2018

En febrero de 2018, el Instituto Nacional Electoral firmó un convenio con Facebook, Twitter y Google a fin de combatir las fake news, promover la información verificada e incluso dar difusión a los debates presidenciales. En las elecciones de ese año, la red social fundada por Zuckerberg se convirtió en la herramienta más común para las campañas sucias. Por ejemplo, contra Andrés Manuel López Obrador se difundieron imágenes del bloqueo en Paseo de la Reforma en 2006 y mensajes que incitaban a la violencia. De Ricardo Anaya se ventiló la investigación sobre su patrimonio en EU y contra José Antonio Meade se usaron videos de actos de corrupción priista.

Fuente: Milenio.