Empresas

Senado revisará los impuestos a las plataformas digitales

Jul 22, 2020 Angel Ruiz

Integrantes del Senado de la República llevarán a cabo una revisión a la aplicación de impuestos a plataformas digitales que se establecieron desde el 1 de junio de este año, afirmó el senador por Morena Alejandro Armenta Mier.

El también presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara Alta señaló que se ha detectado en estas plataformas digitales de empresas internacionales el “traslado abusivo del Impuesto Sobre la Renta” a los consumidores finales.

“El año pasado que aprobamos la Ley de Ingresos 2020 se hicieron 10 reservas una de las reservas tuvo que ver con el rango tributario para las empresas de plataformas digitales, este año vamos a revisar nuevamente este tema”.

Con este nuevo esquema los dos principales impuestos que se cobran a empresas de plataformas digitales son el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) enfocados en las plataformas de streaming como Netflix; y las plataformas de intermediación entre terceros que ofrecen bienes o servicios a los demandantes de estos, en cuyo caso entran empresas como Uber y Amazon.

Asimismo se integran los clubes en línea y páginas de citas y los sitios de enseñanza a distancia. 

Una vez que inició la aplicación de estos impuestos a las plataformas digitales, usuarios de los servicios expresaron su molestia a través de redes sociales por el traslado de los impuestos al costo final en la adquisición de los bienes y servicios.

“Los prestadores de servicios digitales tienen que presentar una declaración especial. Como estas plataformas son extranjeras entonces no estaban sujetas a estas declaraciones y tampoco emiten los comprobantes fiscales con los requisitos específicos que establecen las leyes mexicanas, entonces todo esto realmente se vuelve complicado para iniciar con el proceso”, explicó el abogado Ibarra Barajas, experto en temas fiscales.

El experto explicó que lo común es que el IVA se traslade al costo final de un servicio o producto, aunque esto no ocurre en el caso del ISR.

“En lo que respecta al ISR es más complejo, el impuesto lo paga la persona que recibe el ingreso y aquí hay dos formas: algunas plataformas digitales son intermediarios entre los prestadores de servicios, en los casos de Cabify o Uber o los de Airbnb, la plataforma digital es un intermediario que pone en contacto al consumidor del servicio con el que brinda el servicio y hasta antes del 1 de julio lo único que hacían era cobrarle una comisión”, explicó.

Sin embargo, desde la entrada en vigor de este impuesto a dichas plataformas, éstas tendrán que retener el impuesto sobre la renta a la persona que recibe el ingreso por la prestación de estos servicios y posteriormente tiene que enterar al fisco.

 

 

Fuente: Forbes.