Estilo de vida

7 señales de que te están mintiendo

Ene 17, 2017 Mariana Fonteboa

De acuerdo con  un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts, en una conversación de 10 minutos el 60% de las personas dice de dos a cuatro mentiras. Las personas mentimos todo el tiempo, algunas veces incluso sin motivo.

Lo anterior nos puede poner nerviosos en cuanto a nuestros interlocutores, pero en realidad las mentiras son muy sencillas de detectar pues aunque tu boca mienta, tu cuerpo siempre dice la verdad.

Estas son 7 señales de que te están diciendo mentiras:

1. Movimientos de cabeza

Cuando una persona dice una mentira, su cabeza se mueve demasiado, además si antes de hablar la hace hacia atrás o la gira de un lado a otro significa que le preocupa ser descubierto y que lo que dice no es verdad.

2. Tocarse la nariz o se tapan la boca

Otro gesto común en las personas que mienten es el de rascarse o frotarse la nariz mientras hablan o taparse la boca, esto significa que no quieren responder lo que se les pregunta o que no van a responder completamente, omitiendo cierta información.

3. Mirada fija

Los mentirosos más experimentados suelen mirar muy fijamente para intimidar y que dejemos de cuestionarlos, su actitud corporal es amenazante y parece que estuvieran a la defensiva.

4. Hacer muecas cuando se les preguntan cosas

Cuando las personas mienten, se enojan o hacen muecas si se les piden detalles de lo que están contando, eso hace que su interlocutor deje de preguntar.

5. Su mirada es oblicua

Cuando las personas no tienen mucha experiencia en mentir o están verdaderamente nerviosas por hacerlo tienden a desviar la mirada y evitar en la medida de lo posible el contacto visual.

6. Movimientos en los pies

Otro signo muy común de que nos están mintiendo es que la persona no pueda conservar la serenidad y comience a mover los pies mientras habla. Esto casi siempre significa que está tratando de recordar la mentira que planeó decir.

7. Repetir palabras o frases

Cuando el énfasis en una historia es desmedido o hay un exceso de información no solicitada, es posible que se trate de una mentira. Muchas veces las personas creen que la insistencia puede lograr convencer a alguien de que se le está diciendo la verdad.