Los riesgos que corren tus ojos por dormir con maquillaje
Estilo de vida

Los riesgos que corren tus ojos por dormir con maquillaje

Ene 18, 2017 Mariana Fonteboa

Irte a la cama con rimel, sombras, delineadores y y otros maquillajes puede afectar la salud de tus ojos, pues puede provocar infecciones, irritación ocular u otras enfermedades provocadas por el contacto de la superficie del ojo con sustancias contaminadas por bacterias.

Mantener el maquillaje durante la noche también obstruye los poros. En el caso de los ojos puede obstruir las glándulas de Meibomio (cuya función es formar una película lagrimal estable) que se encuentran en los párpados, esto puede producir orzuelos (pequeños abscesos en la superficie del párpado) o infecciones importantes. Además no remover el maquillaje por la noche puede generar irritación en la conjuntiva (conjuntivitis).

Por otro lado, dormir con el maquillaje además de ocasionar problemáticas mayores como enfermedades o infecciones, también puede ocasionar síntomas menores molestos, como ardor, comezón, picazón, ojo rojo, sequedad e incluso secreción al despertar.

Por ello es importante que incluyas una rutina de higiene para tu rostro, que incluya desmaquillarte:

1.- Además de remover el maquillaje de los ojos, también es necesario incluir una opción de limpieza más profunda, que elimine los restos de sustancias desmaquillantes y otras partículas e impurezas que tus párpados retienen a lo largo del día.

2.- Lava tu cara con jabón neutro una vez que termines de desmaquillarte para emover las impurezas tanto en los párpados como en las pestañas.

3.- También puedes optar por utilizar algunos productos especialmente diseñados para esta tarea, como toallitas limpiadoras o geles de limpieza profunda, que tienen propiedades especiales que ayudan a realizar una limpieza óptima, eliminando gérmenes y bacterias. La ventaja de estos productos es que a la vez que limpian, hidratan y reparan la piel de tus párpados.

4.- Incluye una visita al oftalmólogo de manera regular para realizar una revisión general, donde se pueda descartar cualquier enfermedad en los ojos y detectar síntomas a tiempo, lo que sin duda podrá evitar complicaciones visuales a futuro.