Notas de Interés

¿Cómo influye una buena presentación en el trabajo?

Oct 16, 2019 Kristel Lopez

De nada sirve que hayas tenido promedio de 10 en la facultad si tu personalidad y timidez no te permiten realizar una buena presentación. Este tipo de skills son evaluadas desde que están haciéndote una entrevista de trabajo ya que a ninguna empresa le sirve tener a alguien que no es capaz de defender un proyecto (ni a si mismo).

Independiente de tu aspecto personal, el lograr convencer a una audiencia sobre un proyecto o llegar a liderear a un equipo va a depender mucho de tus habilidades para hablar delante del público y de la personalidad que le imprimas a cada exposición.

Te dejamos algunos tips que te podrían ayudar a mejorar:

1.- CUIDADO CON LOS NERVIOS

Son enemigos traidores, así de fácil. Es muy importante que te prepares y que sepas perfectamente de qué vas a hablar. Una buena exposición se logra a base de estudio y práctica y debes tener claro el hecho de que dominas la información de forma superior a tu auditorio. Por muy nervioso que estuvieras, si la misión fuera mostrarle a la gente cómo amarrar una agujeta lo harías sin problema. Es la misma situación con el tema que expondrás; eres el experto y estás listo para hacerlo.

Nerviosismo ante el público

2.- MULETILLAS

Palabras de relleno -y movimientos extra- son insoportables y generan ansiedad en la audiencia. De inmediato te puedes dar cuenta cuando alguien que expone no está bien preparado al empezar a escuchar muletillas como “este” “entonces”, etc. Otra cosa que es espantosa es el ver a alguien sacudirse sin motivo alguno; mover la mano, las piernas, exagerar el lenguaje corporal al hablar, etc.

palabras innecesarias

3.- DISFRUTA

Aunque los nervios siempre existen, el gran triunfo del expositor siempre aparece cuando logra hacer sentir cómodo e interesado al espectador. Desplázate en la sala orgánicamente, voltea a ver a los ojos a tu audiencia, pregunta intermitentemente si existe alguna duda, sonríe, regala comentarios “simpáticos” ocasionalmente para evitar que sea pesado el tiempo ahí dentro; claro, sin caer en la burla y desterrando la seriedad de tu trabajo.

Cómo puedo hacer una presentación exitosa

4.-JAMÁS LEAS

Una presentación llena de texto y con un wey leyéndola completa no es exponer. Es un suplicio.
En todas las presentaciones profesionales solamente se utilizan bullets, es decir pequeñas palabras clave que son el pie para poder profundizar en ese punto. El apoyo audiovisual CORTO resulta un excelente aliado para enganchar al público. Si hay algo en donde necesites más info, utiliza pequeñas tarjetas bibliográficas y anota algunas palabras para que puedas retomar el desarrollo.

Los elementos de una presentación

5.-LLEGA ANTES Y PRUEBA

Es horrible para el público piadoso y para el expositor angustiado que la presentación no sirva o tenga errores. En primera, habla de alguien a quien no le interesó cumplir y en segunda, de una persona a la que el compromiso y la búsqueda de soluciones se le complicará.

No deambular en una presentación

Fuente: AlphaGamma

6.-NO CONTESTES SIN FUNDAMENTOS”

Muchas veces por cumplir y querer apantallar echamos más choro del necesario. El problema es cuando ya empiezas a redundar o caer en temas que ni siquiera dominas bien. El consejo aquí es: Si no sabes la respuesta de alguna pregunta que te lleguen a hacer, asegura que la investigarás Y DETENTE. Misma situación si olvidas algo o cometes un error; X, no pasa nada. Todos nos equivocamos.

Si no sabes qué contestar, no hacerlo.

7.- CUIDA LA ORTOGRAFÍA Y LA DURACIÓN DE TU EXPOSICIÓN

Por querer lucirnos muchas veces extendemos los temas a algo que se puede mostrar en un corto periodo de tiempo. Haz tu presentación concisa, arranca a tiempo y finaliza igual. Revisa cada palabra ya que una falta de ortografía la va a echar a perder.

Al haber faltas de ortografía en una resentación, la seriedad se pierde.

 

 

Fuente: Open.